¡PINCHA AQUÍ Y ÚNETE A LOS OTROS 1365 SIBARITAS PARA RECIBIR LAS NOVEDADES EN TU CORREO!

Restaurante La Gastro croquetería de Chema. Madrid



LA MECA DE LOS AMANTES DE LAS CROQUETAS
 .....................................................................................................
Resumen:  Restaurante muy pequeño, con Chema en los fogones (finalista como mejor cocinero de España 2014) y su esposa María sirviendo las mesas, donde el concepto del gastro bar se enfoca al producto estrella español: las croquetas. Tienen la receta maestra de la croqueta perfecta y las elaboran de lo que se les ocurra (una pena que quitaran las de pulpo). Tienen también otros platos deliciosos, no sólo croquetas. Poco más de 20€ por persona.
¡Se han mudado a la Calle del Barco nº7! 

Si hace unos días os hablábamos del Poncelet Cheese Bar como la meca de los amantes del queso, el sitio de hoy es la versión mejorada y enfocada a las croquetas. Se trata de la Gastro croquetería de Chema, un muy pequeño restaurante donde podrás tomar de las mejores (si no decimos las mejores) croquetas de Madrid y muchas más cosas.

Se encuentra en la calle Segovia 17, justo debajo del viaducto de Segovia, en un local muy pequeño. Cuando decimos pequeño es realmente pequeño. Tiene el tamaño perfecto para que lo puedan regentar Chema en la cocina y su simpatiquísima esposa María en sala.  Que por cierto, Chema ha pasado a la final como mejor cocinero de España 2014, y desde aquí le damos la enhorabuena otra vez.

Viaducto de Segovia
Es una apuesta personal por un concepto diferente e innovador: un gastro bar donde todo gira alrededor de la croqueta, uno de los productos estrellas de la cocina tradicional española. Un laboratorio de ideas donde mezclan los ingredientes para dar con nuevas y divertidas propuestas. Por si no fuera poco, también proponen otras deliciosas tapas, que no tienen nada que ver con las croquetas, dando forma así a una deliciosa y variada carta.

Foto del interior
El local tiene cabida, en el mejor de los casos, para 25 comensales. Es un local muy estrecho y sin mucho fondo. Un espacio casi residual, cubierto por una boveda de ladrillo, que resulta de los más acogedor y donde han sabido crear este 'humilde' restaurante. El local es de lo más sencillo, ladrillo visto pintado en blanco en algunas partes y en otras enfoscado también en blanco, que contrasta con el suelo y mobiliario oscuro de madera. 

Foto del interior
La primera vez que les visitamos, poco después de abrir allá por Mayo de 2011, salimos igual de encantados y sorprendidos que en esta visita. Es más, podríamos decir que la carta ha evolucionado y madurado hacia una oferta mucho más inteligente y sorprendente manteniendo la calidad. Aunque nos duela que hayan quitado de la carta, debido a la renovación constante, las croquetas de pulpo.



En cuanto a lo que pedimos nosotros... ya sabéis que una de las cosas que más nos gustan son las croquetas, y en este local son especialistas en ellas, así que veníamos a por croquetas y eso es lo que pedimos principalmente. María y Chema siempre recomiendan que acompañéis las croquetas con algún otro de los platos que ofrecen, como las macetas, las cazuelitas o las tapas, pero nosotros no nos queríamos perder ni uno de los manjares croqueteros, por lo que nos decantamos por los dúos sobretodo.

De aperitivo nos trajeron una suave brandada con huevas de trucha. Un detalle que trajeron nada más pedirnos la bebida y que nos pareció, como su propio nombre indica una brandada de bacalao muy suave, realmente suave y melosa, con unos picatostes que le daban el toque crujiente al plato. Un buen comienzo.

Suave brandada con huevas de trucha
Le pedimos a María que nos trajera de primer plato, si era posible, nuestras croquetas favoritas, ya que nos moríamos de ganas de volver a probarlas. Aquí bien saben como hacer una buena croqueta: el rebozado, la bechamel, la temperatura del aceite, el tiempo... y las hacen de lo que se les ocurra. Nos trajeron el plato que tanto deseábamos, las croquetas líquidas de queso. El rebozado crujiente que nada más morderlo explota en la boca y desparrama todo su interior resulta una verdadera gozada. Seguían igual que siempre, un queso suave casi líquido... una delicia.


Croquetas líquidas de queso (3€)
Seguimos con la pizza de pulpo, un plato que estaba delicioso, no pudimos resistirnos a pedirlo a pesar de ir con la idea de probar el despliegue de croquetas. Nos encanta el pulpo y lo llevamos tomando toda la vida en Galicia. Es la primera vez que lo tomábamos así y estaba... ¡Cómo estaba! Aunque cogieses el pulpo y lo probases individualmente estaba en su punto perfecto de cocción y con una textura que no tiene nada que envidiar a los de las pulpeiras. Y mezclándolo con el hojaldre crujiente de la pizza , el queso, el propio jugo del pulpo... era un plato perfecto.

Pizza de pulpo (6,50€)
Seguimos con la fondue de queso al curry con croquetas de pollo. Como también nos encanta el queso, la mezcla de croquetas con la fondue nos pareció muy curiosa. Las croquetas de pollo estaban rebozadas con nachos, que le daban un toque picantón muy sabroso. Como os podéis imaginar estaban buenísimas, si cerrabas los ojos, simplemente prestando atención al paladar, realmente parecía unos nachos con queso. Eso sí, mucho mejor de esta forma.


Fondue de queso al curry con croquetitas de pollo (8,85€)
Ahora empezamos el despliegue de dúos de croquetas. Siempre decimos que la calidad de un restaurante se puede medir siempre por sus croquetas. Aquí rebasan esa calidad y encima juegan y se divierten con ella, elaborando nuevas propuestas. Pedimos las de sepia en su tinta gratinadas, las de setas sobre tomate caramelizado y parmesano, las de pato con lámina de foie y jamón de pato, y por supuesto, las clásicas de jamón.

Todas estaban exquisitas, cada una era diferente a la anterior pero estaban elaboradas para sacar el máximo sabor del ingrediente estrella de cada una de ellas. Sin menospreciar ninguna, la que más nos gustó de estas cuatro fue las de sepia, el sabor de la tinta y la textura de la bechamel eran únicos. Y queríamos hablaros también de las de jamón, que a pesar de ser las más clásicas, estaban exquisitas, un crujiente rebozado y en su interior una suave y cremosa bechamel, con el punto perfecto de sal y el justo sabor a jamón. Si ya os decimos, tienen la receta maestra de la buena croqueta y ya sólo tienen que pensar en el ingrediente.


Croquetas de sepia en su tinta gratinadas (3,40€)

Croquetas de jamón (3€)

Croquetas de setas sobre tomate caramelizado y parmesano (3,60€)

Croquetas de pato con lámina de foie y jamón de pato (3€)
Ahora llega la hora del postre. Llegados a este punto estábamos más que llenos pero en pocos lugares te puedes encontrar  croquetas de postre y no íbamos a dejar de probarlas, aunque como podéis ver en la carta había varias opciones no croqueteras que seguro que también estaban riquísimas.


Como no podía ser menos, queríamos probar de dos sabores diferentes y tuvieron el detalle de traernos una croqueta de cada en vez de las cuatro unidades que vienen por cada plato y aun por encima invitarnos. Si es que María no podía ser más simpática y agradable. 

Las croquetas de chocolate con cuajada de chocolate blanco fueron también de las que más nos gustaron de la noche. No te esperas en ningún momento que el chocolate ligue tan bien con el rebozado y se mantenga en un estado casi líquido en su interior. Es un laboratorio de ideas donde crean divertidas y deliciosas propuestas. Deliciosas es decir poco.

Croquetas de chocolate con cuajada de chocolate blanco (4 unidades por 4,50€)
En cambio, esperábamos mucho de las croquetas de tarta de queso con mermelada de arándanos ya que la tarta de queso nos encanta, pero fue de los platos que menos nos gustó, resultaban un poco densas pero igualmente curiosas, nos recordaban a las líquidas de queso aunque en esta caso, éste estaba mas denso.

Croquetas de tarta de queso con mermelada de arándanos (4 unidades por 4,50€)
Bueno, como habéis podido ver nos dimos un buen festín croquetero. De esos que recuerdas durante mucho tiempo. Eso sí, tenemos que volver porque nos dejamos sin probar las muchas tapas, cazuelitas y macetas que ofrecen. Ibamos a tiro fijo: queríamos croquetas y eso es lo que nos dieron. Y no salió nada caro, teniendo en cuenta que salimos más que llenos. Pagamos 43,5€ incluyendo cuatro cervezas, es decir, 21,75€ por persona.

La cuenta
Por cierto, se nos olvidaba comentaros que nuestro queridísimo Victor Reina, chef del Gastrotapas Wriasko, resulta que es amigo de Chema y de María. Si es que todo lo bueno siempre se queda en casa. Enhorabuena a ambos por sus maravillosos restaurantes que tanto nos encantan.



Como siempre, finalizamos con las puntuaciones, que siempre es la parte más difícil de valorar. Intentamos ser lo más objetivos posible, pero claro, para gustos los colores, así que siempre lo mejor es que vengáis y decidáis por vosotros mismos. 
Gracias por leernos y seguimos en contacto.

D+I

¡Por cierto! En varios de nuestros sitios sibaritas nos están diciendo que sois muchos los que ya vais de nuestra parte y eso nos alegra un montón. Así que os pedimos como favor que sigáis diciéndolo y luego nos contéis qué os ha parecido. ¡Muchas gracias sibaritas! 

Editado 24/09/13: Se acaban de cambiar a un local más grande en la calle Barco nº7, el teléfono sigue siendo el mismo.
---------------------------------------------------------------------------------------------

Datos de interés:

GASTRO CROQUETERÍA DE CHEMA

Calle Segovia 17
+34 913 642 263
Precio medio por persona: 15-25€
Página web

5 comentarios:

  1. Enhorabuena por este post croquetero!! Tiene una pinta exquisita, y dudo que tarde mucho en resistirme para iniciarme en esta cultura croquetera que acabáis de implantar ;)

    He creado hace poco un blog donde hablo de todo, siempre relacionado con el turismo, viajes y rincones favoritos, la mayoría de ellos en Madrid, como buena gata que soy :)

    Desde que me he iniciado en este mundo blogger, me he hecho fiel seguidora vuestra, por lo que vuestras opiniones y comentarios los tendré muy en cuenta.
    Espero que os guste tanto como me ha gustado a mí vuestro espacio
    http://90eveblog.wordpress.com

    ResponderEliminar
  2. Puff! Que buena pinta! En cuanto pueda voy a probarlo!
    Muy buen post

    ResponderEliminar
  3. Buenas, estamos empezando a seguiros, éste el primer sitio, sinceramente, no se si habreis pasado por el nuevo local en calle Barco, pero nosotros, que tambien somos viciosos de las corquetas de calidad, no nos parecieron para nada de 10, originales, si, pero no se si ahora han bajado la calidad, deberiais pasaros por ahí y comentar de nuevo.

    Un saludo y muchas gracias por vuestro blog, es fantástico

    ResponderEliminar
  4. Los he visitado en su nuevo local: calle del Barco, 7, y la verdad es que el sitio me gusta mucho más que el anterior. La comida sigue siendo de lo más original y buena, y el trato de María, como siempre, excelente.

    Os lo recomiendo a todos, ha sido una experiencia estupenda que espero repetir pronto

    ResponderEliminar

 

Sobre nosotros

Somos Irene y Dani, una joven pareja de arquitectos, o eso intentamos, que llevamos unos cuantos años juntos disfrutando de esos pequeños detalles que hacen que guardes un maravilloso recuerdo ya sea de un restaurante, hotel, ciudad o una calle sin nombre.
Aquí vamos a ir recopilando toda esa clase de lugares especiales y únicos que os aseguramos que no os arrepentiréis de visitar.

Definición de sibarita

Según la RAE:
Dicho de una persona: Que se trata con mucho regalo y refinamiento.
Según nosotros:
Dicho de una persona que siente amor hacia los pequeños detalles que tienen las cosas hechas con cariño, esmero, pasión, constancia y seriedad. Son capaces de extraer el placer de vivir de cualquier cosa, situación o lugar.

Contáctanos

Todas las imágenes que salen con nuestro sello han sido realizadas por nosotros. Si quieres ponerte en contacto con nosotros para cualquier cosa no dudes en escribirnos a info@srysrasibaritas.com
Sr. y Sra. Sibaritas